Una de cada 12 personas en América sufre diabetes

180
La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió en un reciente estudio que México tiene el mayor número de fallecimientos por diabetes de Latinoamérica

La diabetes mantiene una tendencia creciente en América, donde una de cada 12 personas sufre este mal -con Norteamérica y el Caribe con las mayores prevalencias-, por lo que expertos y autoridades de salud pidieron hoy impulsar “ciudades saludables” y frenar el preocupante aumento de casos en niños.

De acuerdo con cifras divulgadas hoy por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) con motivo del Día Mundial de la Diabetes, este 14 de noviembre, en el continente hay 62 millones de personas con este mal, lo que supone uno de cada 12 habitantes, y para 2040 se estima que esa cifra llegará a 109 millones.

El organismo prevé también que el gasto en salud asociado a ese padecimiento en América pase de los 383.000 millones de dólares actuales a 446.000 millones en 2040.

Los países con mayor prevalencia de la enfermedad siguen siendo los de Norteamérica y el Caribe, según el Atlas 2015 de la Federación Internacional de Diabetes (FID).

“Con un 12,9 % de la población adulta afectada, América del Norte y el Caribe tiene, asimismo, la mayor prevalencia respecto al resto de regiones”, alerta la FID.

“Esto se puede explicar en el estilo de vida, esencialmente por aspectos nutricionales y el sedentarismo, que conducen a la obesidad y que se están extendiendo en esa zona”, dijo hoy a Efe el investigador Jaime Bruges, ex presidente de la Federación Diabetológica Colombiana.

En esto coincidió Martín Sánchez, presidente de la Asociación de Oftalmólogos de Uruguay (ASUO), quien explicó hoy a Efe que en esa nación alrededor del 10 % de la población, es decir unas 300.000 personas, sufre la enfermedad y una de cada tres de ellas pierde la visión por la diabetes.

México es uno de los más afectados en América, con 11,4 millones de adultos con diabetes, enfermedad que constituye la cuarta causa de muerte en el país, con 96.000 defunciones anuales, según datos oficiales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió en un reciente estudio que México tiene el mayor número de fallecimientos por diabetes de Latinoamérica y la más alta incidencia de esa dolencia de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Y se calcula que un 33 % de los niños mexicanos sufre sobrepeso u obesidad, lo que los pone en riesgo de desarrollar ese mal crónico.

“Es algo que no se veía hace 15 años: Se estima que por cada diez niños con obesidad, dos desarrollan la enfermedad”, señaló al respecto Bruges, quien alertó de la falta de acción en “lugares clave” como las escuelas e instó a impulsar en la región las “ciudades saludables”, en las que se privilegie el uso de la bicicleta y las vías peatonales para combatir el sedentarismo.

La FID considera que “hay evidencia de que la diabetes tipo 2 (la que es prevenible) en niños y adolescentes está aumentando en algunos países. Muchos niños con esa enfermedad corren el riesgo de desarrollar complicaciones en la edad adulta temprana, lo que supondría un impacto significativo en la familia y la sociedad”.

La OMS, que dedicó en abril pasado el Día Mundial de la Salud a la diabetes, afirma también que “existe un sentimiento generalizado de que el aumento mundial de la obesidad y de la inactividad física en la infancia está desempeñando un papel decisivo” en el alza de casos.

En cuanto a Centroamérica y Suramérica, donde la “población es marcadamente más joven que la de Norteamérica”, la FID estima que 29,6 millones de personas adultas (9,4 %) tienen diabetes.

La dificultad en esta zona del continente es la falta de detección, pues se calcula que 11,5 millones de casos no han sido diagnosticados.

De ahí que el tema del Día Mundial este año es “Ojo con la diabetes”, con el que se busca asegurar el diagnóstico precoz de la enfermedad y su tratamiento oportuno.

“Las otras medidas tienen que ver con las políticas de los Gobiernos, que deberían desincentivar el consumo de bebidas azucaradas, mediante el incremento de impuestos, y de los alimentos altos en calorías en los centros educativos, para reducir las cifras de obesidad en los más jóvenes”, puntualizó Bruges.

Agencia