Se conmemora el Día Internacional para la Tolerancia

88
Unesco propuso diez ideas para llevar a cabo en el marco de la celebración del Día Internacional de la Tolerancia

Con el objetivo de promover entre la población uno de los valores fundamentales para lograr que se respeten los derechos humanos y las libertades individuales, se instituyó esta conmemoración el 16 de noviembre de 1995, cuando se estableció la Declaración de Principios sobre la Tolerancia, unas medidas que adoptaron los diferentes miembros de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

La Declaración de Principios sobre la Tolerancia se basa en otros instrumentos internacionales como la declaración sobre la eliminación de todas las formas de intolerancia y de discriminación fundadas en la religión o en las carencias y la declaración sobre los derechos de las personas pertenecientes a las minorías nacionales o étnicas, religiosas y lingüísticas. Además, su resolución se fundamenta sobre otros aspectos de intolerancia, entre los que destaca el terrorismo, para una propuesta de paz y el proceso económico y social de todos los pueblos.

El respeto de los Derechos Humanos el pluralismo, la democracia y el estado de derecho son los pilares principales en los que se basa esta celebrada actitud. Cono se trata de un derecho esencial, sus dimensiones traspasan el ámbito social hasta llegar al educativo, donde “debe considerarse como un imperativo urgente” fomentando métodos sistemáticos y racionales que aborden las raíces principales de la violencia y exclusión.

Unesco propuso diez ideas para llevar a cabo en el marco de la celebración del Día Internacional de la Tolerancia

1. Diversidad en la comunidad

2. Derechos humanos

3. Programa individual de tolerancia

4. No a la violencia

5. Diversidad ecológica y diversidad humana

6. Tolerancia religiosa

7. Actualidades

8. Deportes y tolerancia

9. Creatividad en el trabajo

10. Vínculos internacionales

Si bien el problema de la intolerancia es mundial, en cuanto está aumentando en muchas partes del mundo, las manifestaciones de intolerancia generalmente adoptan formas locales o nacionales. Así, para ser eficaces, las normas mundiales contra la intolerancia tienen que combinarse con medidas locales, nacionales e individuales.

Agencia