Pepe Mujica: Diálogo debe enfocarse en solventar crisis económica, no política

62
Mujica explicó que la dependencia que ha tenido el país del petróleo por más de 100 años ha condicionado la situación económica actual

El expresidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica, indicó que el problema más crítico por el que atraviesa Venezuela es la economía, por lo que el diálogo, a pesar de la buena voluntad que hay, va por una vía contraria a la que debería, pues lejos de solventar la situación se enfoca en una crisis política que no es la urgencia principal.

Mujica explicó que la dependencia que ha tenido el país del petróleo por más de 100 años ha condicionado la situación económica actual, y que la falta de producción continúa contribuyendo a que este panorama no presente mayores cambios.

“Venezuela tiene que hacer reformas económicas, en la moneda, en los precios. Necesitan un acuerdo político con la economía, ya que a esta no se le derrota con discursos, sino con trabajo”.
Indicó que bajo las condiciones actuales, no ve salida en el diálogo, y enfatizó lo importante que es comenzar a producir alimentos, atender los campos, la agricultura y, sobretodo, dar garantías al capital privado para que comience a invertir en el país.

Destacó que los modelos económicos tienen una gran importancia en el desarrollo de las políticas de un país, y que, sin importar quien gobierne, este problema persistirá como una herencia si no se solventa desde la raíz.

Modelo socialista
El expresidente explicó que no considera que el socialismo sea bueno para ningún país, ya que si no dio resultados en un país tan grande como la Unión Soviética, no los dará en ningún otro, mucho menos en sociedades subdesarrolladas con bajos niveles de instrucción como las de America Latina.

Destacó que el socialismo no da frutos, principalmente, por la cultura de los países alrededor del mundo, quienes han cultivado una idea capitalista, no desde ahora, sino desde hace años: las personas velan por ellas mismas, porque todos están interesados en consumir para sí mismos. “Somos una cultura consumista con toques de egoísmo”.

“No hay que tenerle miedo al capitalismo, sino a la pobreza. El socialismo debe ser hijo de la abundancia, no de la escasez”.
Para que un sistema socialista funcione, puntualizó, hay que cambiar la cultura heredada por la historia. Indicó que debe haber una revolución del conocimiento, la filosofía y un cultivo de la solidaridad.

 

Globovision