Oposición abandonará diálogo si no se concretan soluciones

82

La primera reunión para iniciar un posible diálogo entre representantes del gobierno y de la oposición ha generado diversas reacciones y principalmente, expectativa, por las dudas de que realmente genere resultados.

La liberación de todos los presos políticos, designar rectores independientes en el Consejo Nacional Electoral (CNE) y la apertura inmediata de un canal humanitario, que permita la llegada de medicinas y alimentos al país, son parte de las condiciones fijadas por los partidos de la coalición opositora. De no cumplirse estas demandas, la MUD sostiene que continuará con la agenda de calle, suspendida temporalmente por petición del Vaticano.

Los diputados José Manuel Olivares y Juan Andrés Mejía afirmaron que el panorama de Venezuela va a depender de los próximos 10 días, un período que da la oposición para determinar si se logra un acuerdo entre ambas partes.

Olivares, diputado a la Asamblea Nacional por Primero Justicia, aseguró que de no cumplirse las condiciones se “pararán de la mesa” y quedaría constancia internacional del incumplimiento del presidente Nicolás Maduro.

Avanzarían con el juicio político en contra del mandatario nacional, al que acusan de quebrantar el hilo constitucional. Además, reanudarían las acciones de calle, como la marcha hasta el Palacio de Miraflores.

“Hoy creemos en la Iglesia. Estamos en esto por el papa Francisco no porque creemos en el gobierno o en el PSUV. No le damos credibilidad a ellos, pero creo que la fe merece que le demos una oportunidad a la Iglesia”, precisó.

Mejía, dirigente por Voluntad Popular y diputado a la Asamblea Nacional, precisó que si el gobierno, a pesar de la mediación del papa y de la Nunciatura no reconoce el derecho a votar de los venezolanos, se observaría nuevamente “un ambiente de confrontación política que pudiera terminar de una manera más abrupta y más compleja si el gobierno no rectifica”.