Murió niño arrollado por su papá

446
El pequeño fue trasladado en el minibús hasta la emergencia pediátrica del hospital de Coro

Ante la torpeza e impericia que produce haber bebido de más, ayer en la tarde un hombre que había libado arrolló a su propio hijo de tan solo nueve años de edad, quien lo guiaba para guardar en un estacionamiento de Las Velitas en la ciudad de Coro, la unidad del transporte público en la que se gana la vida. El niño murió debido a que la buseta lo aprisionó contra la pared.

El menor identificado como Eliud Ramón Jiménez Gerardo, orientaba a su progenitor para que este estacionara de manera correcta la buseta en la cual trabaja como chofer de avance, este no pudo maniobrar la unidad por el estado en el que se encontraba y arrolló a su hijo quien recibió un fuerte golpe en la cabeza.

El papá, conducía bajo estado de ebriedad puesto que había pasado parte del día ingiriendo alcohol por el sector Kilómetro 7. Al percatarse de lo sucedido, trasladó en la misma buseta al pequeño Eliud hasta la emergencia pediátrica del Hospital Universitario Dr. Alfredo Van Grieken, donde fue ingresado a las 3:30 de la tarde aproximadamente, pero debido al traumatismo craneoencefálico severo que le causó el golpe, el niño murió.

La unidad involucrada es un minibús de la línea de transporte Carabobo de color verde, matriculada AE-6653. El conductor y padre del pequeño fallecido es conocido como “el Cachapa”, quien quedó detenido en el punto de control policial de Polifalcón del centro asistencial, mientras se esperaba la llegada de los funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

ANNY BERMÚDEZ LACLÉ

Foto: MANUEL ARRECHEDERA