Más de 26 mil viviendas construirán en Falcón en 2017

154
La mandataria empeñada en proteger a familias de Falcón

“Yo no esperaba que Diosito me mandara tan rápido para una casa como la que tengo ahora”, así se confiesa Marbella Chirinos, una de las primeras familias sacadas de El Calichal, un sector de Coro, capital de Falcón, donde sus residentes habitaban casas con frías paredes de madera, barro, y techos a punto de desplomarse.

Marbella se casó con un hombre de quien reservó su nombre, pues desde hace tiempo no vive en el núcleo familiar. De la unión nacieron cuatro hijos. La necesidad por un techo que abrigara a sus pequeños la obligó a quedarse en ese sitio ubicado en la zona sur oeste de la capital falconiana, donde convivían niños, jóvenes, hombres, mujeres y adultos de la tercera edad.

La noticia de haber sido incluida en la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV),  cambió su vida. Entonces la angustia se transformó en esperanza y la espera en consuelo.

“La gobernadora Stella Lugo cumplió, dijo que iba a sacar a la gente de El Calichal, y dio su cara”, sostuvo  la mujer que como otras, han recibido el abrazo protector del proceso.

Son un millón 209 mil 735 casas adjudicadas por la revolución venezolana en todo el país. De éstas, 55 mil 661 han sido otorgada en ocho años de gobierno, por  la mandataria Stella Lugo y 10.180 por el entonces gobernador Jesús Montilla, para un total de 65.841 viviendas entregadas en Falcón a familias que por años habían vivido arrimados, alquilados o en casas prestadas.

La política de un hogar digno está  consagrada en el artículo 82 de la Constitución que enmendó el proceso en 1999, impulsado por el comandante Hugo Chávez gracias a sus ideas de inclusión y atención a los más desasistidos.

“Toda persona tiene derecho a una vivienda adecuada, segura, cómoda, higiénica, con servicios básicos esenciales que incluyan un hábitat que humanice las relaciones familiares, vecinales y comunales…”, dice uno de los párrafos de la Carta Magna venezolana.

 Más hogares dignos

Respaldada por Nicolás Maduro, en quien recayó el mando en 2013 luego que Hugo Chávez solicitara al pueblo su apoyo para continuar con la revolución. La gobernadora Lugo ha llevado con sutilidad, pero con firmeza y atino de la mujer este proyecto que se dirige mayormente a los más necesitados.

“Sin duda la Gran Misión Vivienda Venezuela es una de las políticas sociales con mayor acierto de la revolución, porque cubre una de las principales necesidades de la gente, que es conformar un hogar bajo un techo propio y digno”,  dijo la gobernante.

Para 2017 el estado tiene un plan para ejecutar la construcción de 26 mil 407 viviendas más y la creación de 212 urbanismos que se suman a los 113 existentes en la región.

La misión del gobierno revolucionario es seguir avanzando y afianzar el derecho de todos y todas a tener una casa propia.

Recientemente, el jefe de Estado anunció que el presupuesto nacional de 2017 calculado con base en 30 dólares el barril de petróleo, asciende a más de 8 billones de bolívares, de los cuales 73,6% se destinará a la inversión social, específicamente a las áreas estratégicas educación, alimentación, salud y vivienda.Este ha sido un Gobierno que le ha dado especial atención al área social del país para mejorar las condiciones de vida de la gente. “No hay revolución sin protección y en eso estamos empeñados, en proteger a cada niño, cada joven, cada hombre y cada mujer de Venezuela”, aseveró Lugo.

Son más de 18 años de revolución venezolana que ven en ella una amenaza a sus propios intereses, la critican. En tanto que otros aseguran que no habrá modelo igual que garantice el bienestar y seguridad del pueblo.

NAYMA RODRÍGUEZ

Prensa ORI