Madre de Eveling Trejo quedó inmóvil tras agresión de la GNB

178
La alcaldesa de Maracaibo rechazó la presencia de militares en la misa de la Virgen de Chinquinquirá porque, a su juicio, no están preparados para proteger a los ciudadanos

Eveling Trejo de Rosales, alcaldesa de Maracaibo, denunció este martes que su madre quedó inmóvil luego de que efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana la agredieran durante la misa de la Virgen de Chinquinquirá el pasado 18 de noviembre.

“Fue un acto bochornoso en el que hubo abuso de las autoridades. Puse una denuncia ante el Ministerio Público por la agresión que sufrió mi madre. Dentro de unas horas iré al médico forense porque mi madre, que tiene 86 años, ya no se puede levantar”, indicó en una entrevista para Venevisión.

Trejo de Rosales rechazó la presencia de los guardias nacionales en la eucaristía, porque su vigilancia es competencia de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

“Los militares deben estar en los cuarteles, pero ahora la politización en los actos religiosos permite que haya francotiradores dentro de la Iglesia. No están preparados para proteger a la gente, solo saben utilizar la fuerza”, explicó.

El Nacional