Leones del Caracas agarró un respiro luego de vivir una pesadilla

202

La película de terror que vivía el equipo Leones del Caracas llegó a su fin. O al menos su primera entrega.

El conjunto dirigido por Alfredo Pedrique reaccionó y sacó un importante lauro de 6-5 frente a Caribes de Anzoátegui, en extrainnings, para evitar ser barridos en suelo oriental durante una gira de tres juegos.

Jesús Guzmán conectó sencillo impulsor en la parte alta del décimo tramo para llevar hasta la goma la carrera que sirvió para conquistar el triunfo después de una semana sin hacerlo.

Los capitalinos llegaron al octavo tramo ganando por tres carreras, pero el relevo volvió a fallar y la tribu igualó las acciones en el noveno capítulo y el juego fue a entradas extras.

En ese inning diez Gregorio Petit hizo honor a su mote “la chispa”. Con dos outs en la pizarra despachó inatrapable frente al lanzador indígena John Church, que se complicó y otorgó pasaporte a Henry Rodríguez antes del batazo del Chucho Guzmán.

Ruben Alaniz, quien permitió la carrera de la paridad, sacó los últimos tres outs y se adjudicó la victoria.

Urshela los hundió. Por segundo juego consecutivo el colombiano Giovanni Urshela brilló y Águilas del Zulia derrotó a Navegantes del Magallanes 6-3 para barrer la serie de dos en Maracaibo. Urshela pegó dos tubeyes, un cuadrangular y empujó a cuatro compañeros para ser la máxima figura rapaz. Los aguiluchos atacaron temprano y, al igual que en el juego anterior, fabricaron cuatro rayitas en el propio primer inning que les sirvieron para afrontar con comodidad el resto del cotejo. Wilfredo Boscán obtuvo su primera victoria de la temporada con cinco tramos completos de dos carreras. Por los navieros el abridor Jeremy Kehrt sufrió el resbalón.

Emboscada larense. Cardenales de Lara vino de atrás y derrotó 3 por 2 a Bravos de Margarita. Dos dobles y un sencillo en el noveno episodio frente al cerrador insular Luis Ramírez le sirvieron a los crepusculares para dejar en el terreno al rival y conseguir el segundo lauro al hilo.

El juego entre Tiburones de La Guaira y Tigres de Aragua, que se llevaría a cabo ayer en el José Pérez Colmenares, tuvo que ser suspendido a causa del fuerte aguacero que cayó sobre la ciudad de Maracay y que afectó severamente el terreno de juego.

El Nacional