Estudiantes de Unefm El Sabino llaman a paro

539
Los estudiantes se reunieron en las instalaciones del bloque H

Ante las persistentes problemáticas con la inseguridad, las becas estudiantiles, la comida que ofrecen en el comedor e incluso las rutas, los estudiantes de la Universidad Francisco de Miranda, núcleo El Sabino, se reunieron en la redoma de los bloques H de su casa de estudios para plantear suspender las clases hasta enero.

Muchos alumnos pidieron la palabra para exponer sus inquietudes e incluso las necesidades que aquejan a sus secciones. Unos estuvieron de acuerdo con el paro, mientras que otros prefieren continuar con las clases ante las adversidades para culminar a tiempo sus carreras.

Gritaban “Paro, paro, paro” y luego de la reunión se concentraron frente al comedor para tomarlo, en pro de que la licitación sea entregada a otra empresa y así ofrezcan un mejor menú.

Ángel David Colina, estudiante del 8vo semestre de Ingeniería Mecánica, explicó que la universidad presenta innumerables problemas, lo más importante la comida, además, se suma el terrible caso de la poca comida en el comedor acompañada de agua: “Me pregunto cuál es la seguridad alimentaria que hay para los estudiantes. Si el almuerzo es una pequeña porción de arroz con carne huida, es verdad que la situación del país está grave, pero si se metieron en el paquete del comedor deben saber cuáles son sus responsabilidades y respondernos como estudiantes”.

Aseguró que en varias oportunidades ha estado de tercero en la lista con uno de los mejores promedios de su carrera y aun así no cuenta con una beca. A estos problemas se suma el mal estado de las rutas y la falta de seguridad, han sido víctimas del robo en innumerables ocasiones.

El estudiante propone que, aunque se vayan a paro, la intención es que se haga algo al respecto y no que el paro se tome como “unas vacaciones más”, de nada serviría irse a paro y regresar en enero con las mismas condiciones deplorables.

Así mismo, Víctor Roberti, del 7mo semestre de ingeniera Química, denunció que tenían la intención de cursar un trimestre, el cual tenía como fin adelantar el semestre, pero llegaron y las problemáticas continúan: “La mayoría de los estudiantes quieren el paro, la universidad no cuenta con las condiciones para atender a la población estudiantil. Nadie tiene las condiciones económicas para comer fuera del comedor, el 70% de los estudiantes somos foráneos y estamos pasando mucho trabajo”.

Para Víctor Chávez, presidente del movimiento estudiantil UBE, quedó evidenciado que los estudiantes pasan por la misma situación que atraviesa el país: “Los estudiantes quieren irse a paro, no para vaguear en su casa, es por las condiciones que presentamos, la crisis es bastante grave”.

Según Chávez las propuestas quedaron claras, quieren que se cambie la licitación del comedor, se solucione el problema del agua a fin de que Hidrofalcón cumpla con la universidad, se refuerce la seguridad de la universidad, pero también que las autoridades rindan cuenta del dinero que se aprobó para la cerca perimetral hace unos años.

Mientras que para Junior Borges, estudiante del 4to semestre de ingeniera industrial, no es necesario ir a paro debido a que esta situación solo atrasará las clases y con ello los semestres: “El año pasado también se hizo un paro en noviembre que no sirvió para nada, hoy seguimos con las mismas penurias”.

Asegura que, en vez de llamar a paro, los estudiantes deben buscar solventar las problemáticas desde sus aulas a fin de ayudar a la universidad: “Siempre que haya una problemática en vez de buscar resolverla, nos vayamos a paro, no nos graduaremos nunca”.

Hoy la propuesta del paro será elevada al decano de la universidad y el jueves será publicada la decisión tomada al respecto.

IRENE REVILLA

FOTOS: ANDRÉS ARÉVALO