Ajusticiados tres hombres y una mujer

832
Los tres hombres fueron localizados a orillas de la carretera de tierra uno al lado del otro

Un cuádruple homicidio sacudió a Coro la mañana de ayer, cuando la noticia de que tres hombres y una mujer fueron ejecutados a tiros corrió como pólvora por cada rincón de la ciudad.

El crimen aparentemente fue perpetrado por un grupo de sicarios alrededor de las 12:00 am del jueves en el sector Los Olivos, específicamente en la vía que conduce al bar nocturno El Dancing.

Las victimas respondían a los nombres de Lenner Galicia de 20 años, residenciado en la calle Duvisí al igual que Felipmar del Carmen Piña Ramírez de 17 años, con quien mantenía una relación fuera de su matrimonio, ambos tenían un hijo de dos años; Francisco Isea de 29 años, con residencia en el populoso sector conocido como Fundabarrios y Gilberto Granadillo de 32 años, quien vivía en el sector San José.

Según información extraoficial, los vecinos de la zona indicaron que un fuerte tiroteo se escuchó durante la media noche del jueves y al salir a verificar se encontraron con los tres hombres atados de pies y manos y con las bocas tapadas con cinta adhesiva a orillas de la carretera de tierra.

De inmediato los moradores alarmados, dieron parte al cuadrante de Polifalcón quienes al momento de dirigirse a la escena del crimen, exactamente en la intercepción ubicada cerca del puente de hierro de Las Calderas, se toparon con un cuarto cuerpo: este era el de Felipmar, igualmente maniatada de pies y manos y amordaza como el resto de los occisos. Felipmar quedó gravemente herida en el sitio y fue trasladada en una ambulancia al Hospital Dr. Alfredo Van Grieken de Coro donde falleció a la hora y media después de su ingreso por presentar dos impactos de bala en su cabeza.

Las cuatro víctimas guardaban relación entre sí. Según el barrido de la escena realizado por los expertos del Cicpc eje homicidio, los hombres fueron asesinados primero y aproximadamente a 300 metros, la adolescente. Todos con dos disparos en el área craneal.

Al momento del hallazgo no poseían ningún tipo de identificación y fueron llevados a la morgue de la localidad donde algunos de los familiares de las víctimas se apersonaron en horas del medio día al enterarse de la terrible noticia.

Pero el caso dio un giro de 360º al momento de conocer los datos de los infortunados; pues se supo que el joven Lenner Galicia era hermano de Lennard Chuello de 18 años asesinado a tiros frente de su residencia ubicada en la calle Duvisí, el pasado 23 de octubre por dos sujetos quienes le dispararon desde una moto en marcha de color azul.

Desde ese momento Galicia juró vengar la muerte de su hermano por lo que presumen que los asesinos de su allegado hayan sido los mismos que le quitaron la vida a él a solo trece días después del hecho ocurrido ese 23 de octubre, enlutando una vez más a la familia y a otras tres.

Funcionarios de la Dirección de Inteligencia y Estrategias Preventivas (DIEP) y del Cuerpo de Investigación, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) trabajan conjuntamente para descartar cualquier hipótesis que ronden en torno al caso y así dar a conocer los responsables del dantesco hecho.

 

ANAIS DELMORAL

FOTOS: CORTESÍA