Los ingenieros celebran su día con desafíos

163
La Unefm trabaja en la extensión e investigación para reforzar la importancia de este profesional en el campo laboral

Los desafíos forman parte del día a día de los ingenieros en toda su expresión, por eso en su gran mayoría la motivación, la experiencia y las habilidades, son características esenciales que se adquieren durante los estudios, prácticas o empleos.

Hoy se celebra el Día del Ingeniero y es propicia la oportunidad para reconocer el trabajo formador de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda en la península, en una de las profesiones más demandadas en la localidad por el lapso de formación en la región desde esta casa de estudios.

Esta universidad celebra hoy con una lista de expectativas que favorecen a los futuros profesionales. La ingeniero químico y docente en la Unefm, Dévora Duno, recalcó como directora del programa de Ingeniería Química, que en la universidad existen la modalidades de estudios acordes con la demanda de los bachilleres ADI, donde los muchachos abordan los temas en una plataforma virtual y presencial.

Con 16 años en la universidad, resalta que los cambios han sido muchos con referencia a las investigaciones que desarrollaban en sus inicios y que han tenido muchos tropiezos actualmente, pero que no los limita a generar alternativas o soportes ya que este profesional debe esencialmente ingeniarse la manera de solventar la dificultad que se le presenta.

“Actualmente nos topamos con el no hay, no se consigue o está muy costoso y es, en ese momento en que debemos inventar y crear equipos multidisciplinarios, que generen investigaciones que aporten soluciones”, señaló la profesora.

Además recalcó que desde las aulas les promueven a los estudiantes que como clave para transitar en esta profesión, deben fundamentalmente tener habilidades para analizar y aplicar información específica, aptitud matemática, capacidad de establecer relaciones interpersonales, un razonamiento lógico y en esencia una base sólida de conocimientos de cálculos cualitativos y cuantitativos.

Señaló Duno que poco a poco se han incorporado bachilleres en los cinco programas de la universidad (Química, Mecánica, Civil, Industrial y Pesquero) y que en promedio gradúa entre los 3 o 4 actos de grados al año de 100 a120 ingenieros aproximadamente por programa.

A nivel general tienen previsto el proyecto estratégico 2016-2020 que contempla en la parte académica una revisión curricular necesaria para adaptar a los estudiantes a la necesidad de la sociedad de estos futuros ingenieros, en atención a esta carestía, se encuentran en una primera etapa donde revisan el marco filosófico y el estatus para plantear los giros que se darán ante lo solicitado por los colectivos.

Con respecto a la demanda prospectiva, señaló que han decidido abordar lo referente a temas puntuales como el agua; ante la sequía en los reservorios, están motivando a los estudiantes en la formación de potabilizar las fuentes de este recurso. Dando respuesta a la problemática, la universidad se ha planteado la inserción de materias que no solo sean de naturaleza electiva, sino también de obligatoriedad en el pensum de estudios.

“Que formen al futuro profesional para abordar un tema de relevancia en la actualidad como la sequía, en la búsqueda de formarlos a recuperar embalses contaminados o cuerpos de agua que no tengan las condiciones de calidad para el consumo humano, pero que sí se le pueden dar”, explicó Duno.

Otras de las ramas que tienen pensado abordar son las energías alternativas, eólicas, solar, biomasa, cantidad de desechos que están en la actualidad creando problemas de insalubridad y que ayuden a obtener nuevos recursos.

La profesora instó a los estudiantes a la perseverancia y dedicación en los estudios para transformar y transmitir esos conocimientos en el campo laboral con excelencia y ética. “El ingeniero tiene una gran responsabilidad, en colación con otras profesiones, los proyectos están expuestos a la vista de todo el mundo, porque paso por paso, están materializados de manera que un error está en el ojo ente el defecto, es imposible encubrir las fallas, así que nos corresponde la labor de cubrir con lógica, razonamiento e investigación todos lo encomendado”, finalizó.

YULEIMA FLORES G.

Fotos: ANDRÉS ARÉVALO