Diálogo entre Gobierno y oposición será en Caracas y no en Margarita

93

La cita del inicio formal del diálogo entre el Gobierno y la oposición venezolana tendrá como escenario la ciudad de Caracas y no la isla de Margarita en el estado Nueva Esparta, así como había sido anunciado por el Vaticano.

Hasta el momento las partes no han decido cuál será el “espacio neutral” de la capital que acogerá las conversaciones, que contarán con la presencia del enviado del papa, Emil Paul Tscherrig.

Asimismo, en el primer encuentro estarán los acompañantes internacionales designados por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), entre ellos: el ex jefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y los expresidentes de Panamá Martín Torrijos y de República Dominicana Leonel Fernández.

Encuentro

Emil Paul informó el pasado 24 de octubre que representantes del gobierno nacional y la oposición se reunirían este domingo 30 octubre en la isla de Margarita.

El propósito del encuentro es iniciar el trabajo entre representantes del Gobierno y de oposición, para avanzar en el diálogo nacional, “la creación de un clima de confianza, superación de la discordia y promoción de un mecanismo que garantice la convivencia pacífica”, dijo.

“Este proceso tiene como objetivo la superación de las coyunturas económicas, políticas y sociales”, manifestó a través de un comunicado.

Monseñor Paul además hizo un llamado a los representantes para que los acuerdos alcanzados se cumplan.

Asimismo, indicó que la reunión plenaria será bajo auspicio de la secretaria general de la Unasur, los expresidentes de España, José Luis Rodríguez Zapatero, República Dominicana, Leonel Fernández; Panamá, Martín Torrijos, y su presencia.

Reacciones

Por su parte, el secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, agradeció la voluntad política del Gobierno y los representantes de la oposición, así como de la Santa Sede y los expresidentes que participan en el proceso de diálogo.

De igual manera, acordaron trabajar en conjunto las condiciones para garantizar la seguridad y el desarrollo pacífico de las manifestaciones públicas previstas para los próximos días.